¡Rescatemos nuestras Aguas Frescas!
Joyas de la Gastronomía Mexicana

Nuestro país es el campeón mundial en el consumo de refrescos y bebidas azucaradas, según la Organización Mundial de la Salud.

En promedio, el mexicano bebe 163 litros de refresco al año. Evidentemente, consumir azúcar y bebidas artificiales se ha vuelto una adicción y hábito en nuestra cultura. Pero estamos a tiempo cambiar la historia y transformar esta costumbre que se ha arraigado con mayor auge en la última década.

La mejor alternativa siempre será aquella que es natural, y en este sentido, ¿qué te parecería beber una fresca agua de limón con chía o pepino? ¿O una deliciosa agua de tamarindo, horchata o mango?

La tradición de preparar aguas frescas data de la época de los aztecas, quienes machacaban o trituraban frutas, molían flores y les agregaban agua para saciar su sed durante las largas caminatas o travesías que hacían.
En la gastronomía mexicana se habla mucho de platillos, y pocas veces se destaca la importancia y tradición de las aguas frescas, que son una de las grandes riquezas de nuestra cultura, en la que hay una amplia variedad de sabores que se presentan actualmente en vitroleros en un día caluroso. Nuestras aguas frescas son bebidas preparadas con frutas o semillas, hielo y azúcar. Las más típicas de nuestro país son las de limón con chía, horchata, Jamaica y tamarindo. Pero también podemos encontrar sabores como Naranja, Sandía, Melón, Papaya, Zapote, Piña, Mango, Guayaba, Guanábana, Maracuyá, etc. También encontramos algunas aguas más exóticas como Xoconostle, Betabel, Alfalfa y Cebada.
¿Qué tal una deliciosa agua de fresa 100% natural? Con trocitos de fruta servidas en un vaso con hielo en este próximo fin de semana?

¡Entra a www.valleysupreme.com y consume ahora mismo el Único Cultivo Sustentable de Fresa hidropónica 100% natural, deliciosa, y lista para comer!

Haz tu Pedido